Podólogo o traumatólogo de pie
¿Qué problemas trata cada uno?

Existen numerosos problemas que pueden aparecer en los pies y no prestamos la atención necesaria.
 Es importante diferenciar qué tipo de lesión tenemos para saber si acudir al podólogo o al traumatólogo.

Existen numerosos problemas que pueden aparecer en los pies y no prestamos la atención necesaria.
 Es importante diferenciar qué tipo de lesión tenemos para saber si acudir al podólogo o al traumatólogo.

El podólogo es quien trata las patologías infecciosas, generalmente, las relacionadas con la piel o las uñas de los pies. Aunque, dentro del sector traumatológico nos encontramos con la traumatología podológica que es una rama encargada del estudio de las patologías óseas y musculares del pie.

¿Qué especialista ve los problemas en los pies?

es el encargado de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades y lesiones relacionadas con el sistema muscular y óseo de los pies. Su objetivo es tratar de forma quirúrgica y ortopédica las lesiones o fracturas que puedan tener los huesos, músculos, articulaciones y ligamentos.

El podólogo

es quien se encarga de tratar los problemas de los pies, además de su cuidado y relación con el resto del cuerpo.

¿Qué es la podología?

La podología es la parte de la rama sanitaria en la que se estudia, diagnostica y trata las enfermedades relacionadas con los pies, aplicando técnicas propias de terapia, realizando exploraciones biomecánicas y tratando las alteraciones que este pueda tener mediante soportes plantares o plantillas personales para cada paciente. 

¿Cuándo acudir al podólogo?

¿Qué hace un traumatólogo de pie?

El traumatólogo del pie es quien trabaja para prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades y lesiones relacionadas con los huesos y músculos del pie, su finalidad es tratar de forma quirúrgica u ortopédica cualquier lesión o fractura de los huesos, músculos, articulaciones y ligamentos. 

Por una parte, los esguinces de tobillo, las fracturas y las lesiones de los tendones de Aquiles son algunas de las lesiones más frecuentes en jóvenes y deportistas. Por otra parte, otras patologías comunes las encontramos en los procesos degenerativos, donde aparecen los juanetes (hallux valgus), los dedos martillo o el neuroma de Morton.

Diferencia entre podología y traumatología podológica

Como hemos visto anteriormente, el podólogo es quien trata las patologías infecciosas relacionadas con la piel y las uñas del pie y el traumatólogo podológico es el que se encarga del estudio y el tratamiento de las patologías óseas y musculares del pie.

Tratamientos de la traumatología podológica

Primero, se realiza una palpación física, estudiando aquellos puntos donde el paciente presenta más dolor.

En la mayoría de casos, es necesario la realización de otras pruebas diagnósticas complementarias, como radiografías o resonancias magnéticas

Tras haber realizado el diagnóstico, se observará cuál es el tratamiento más adecuado a la patología que presenta el paciente. 

Si el paciente manifiesta alteraciones en la pisada, el tratamiento más eficaz suele ser la utilización de plantillas ortopédicas, personales y elaboradas a través de un estudio del pie del paciente. 

En otros casos más graves en los que el paciente requiera de cirugía, se puede llevar a cabo una microcirugía del pie, con anestesia local, por lo que el paciente será dado de alta pocas horas después de la intervención.

En la mayoría de casos, tras haber evaluado y diagnosticado al paciente, el traumatólogo prescribe un tratamiento rehabilitador y supervisado por algún fisioterapeuta especializado.

Shopping Basket