Traumadrid Puerta del Sur

Secretaría: 629 227 889 | Citas: 919 370 000 | Quirófanos: 681 325 606

Traumadrid Rivas

Citas: 919 37 00 00

Ciática

¿Qué es la ciática?

El nervio ciático es el nervio más largo y grueso del cuerpo humano. Este nervio se extiende desde la parte inferior de la espalda, pasa por la cadera y desciende hacia la parte posterior de cada pierna hasta llegar a los pies. La ciática se produce cuando una lesión del nervio ciático, que lo irrita o comprime.

Ciática

Causas de la ciática

  1. La respuesta a qué causa la ciática se encuentra en la historia clínica del paciente, si sufre algún tipo de lesión o enfermedad que haya provocado la irritación o la compresión de las raíces nerviosas

    Estas son algunas de las causas más comunes que pueden llevar a desarrollar ciática:

Ciatica-mujer

Síntomas de la ciática

  1. Los síntomas de la ciática pueden incluir:

    • 1. Dolor de espalda en la zona lumbar que se irradia hacia la cadera, los glúteos, las piernas y los pies.
    • 2. Dolor agudo o punzante, constante o intermitente.
    • 3. Entumecimiento u hormigueo en la pierna o el pie.
    • 4. Debilidad muscular en la pierna o el pie.
    • 5. Dificultad para mover la pierna o el pie.
    • 6. Dolor al sentarse o levantarse en ambas piernas.
    • 7. Dolor al caminar o hacer ejercicio físico.
    • 8. Sensación de quemazón en la pierna o el pie.
    • 9. Sensación de choque eléctrico en la pierna o el pie.

Diagnóstico de la ciática

El diagnóstico de la ciática generalmente implica un examen físico y una revisión de los síntomas del paciente. El médico puede realizar algunas pruebas para ayudar a identificar la causa subyacente del dolor ciático, entre las que se incluyen:

  1. Pruebas de imagen: radiografías, resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC).
  2. Electromiografía (EMG): mide la actividad eléctrica en los músculos y los nervios.
  3. Pruebas de provocación: se aplican diferentes estímulos para determinar si ciertos movimientos o posiciones empeoran los síntomas.
  4. Pruebas neurológicas: se evalúa la fuerza muscular, los reflejos y la sensibilidad.
  1.  

Tratamientos para la ciática

El tratamiento médico depende de la causa subyacente que provoca el dolor y, aunque puede variar de una persona a otra, el objetivo siempre es aliviar el dolor, reducir la inflamación y mejorar la función del nervio ciático.

Tratamientos conservadores

Entre los tratamientos no quirúrgicos para ciática se encuentran:

  • 1. Medicamentos como analgésicos para reducir el dolor y la inflamación de la columna lumbar.
  • 2. Terapia física mediante ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la musculatura lumbar.
  • 3. Inyecciones de corticosteroides en la columna vertebral.

Tratamientos quirúrgicos para la ciática

La cirugía para la ciática se baraja en aquellos casos en los que después del tratamiento conservador no mejoran los síntomas o existe alguna causa subyacente que requiere este tipo de tratamiento, como hernia de disco o artritis.

Estas son algunas de las opciones quirúrgicas más comunes:

Extirpación parcial o completa del disco intervertebral que está presionando el nervio ciático.

Eliminación de parte de la estructura ósea de la columna vertebral (lámina) que está comprimiendo el nervio ciático.

Agrandamiento del agujero de salida del nervio (foramen) para aliviar la presión sobre el nervio ciático.

Unión de dos o más vértebras para estabilizar la columna vertebral y reducir la presión sobre el nervio ciático.

Recuperación después del tratamiento de la ciática.

El proceso y el tiempo de recuperación después de una cirugía de ciática es distinto en cada paciente, ya que depende del tipo de tratamiento que se le haya realizado. Aunque, por lo general, la mayoría notan una mejora significativa en los síntomas a los pocos días o semanas. Sin embargo, la desaparición total de los síntomas puede conllevar varias semanas o meses.

Se recomienda a los pacientes después de la intervención:

  • 1. Descansar y evitar actividades físicas extenuantes.
  • 2. Realizar ejercicios de fisioterapia para fortalecer los músculos de las piernas y la espalda.
  • 3. Tomar la medicación recetada por el médico.
  • 4. Evitar estar de pie o sentado durante largos períodos de tiempo.
  • 5. Usar técnicas de relajación u otras terapias complementarias para reducir el dolor y el estrés.

Fisioterapia y rehabilitación

fisio

Las terapias físicas para la rehabilitación de la ciática se basan fundamentalmente en ejercicios y estiramientos para fortalecer los músculos de la espalda, las piernas y la pelvis; mejorar la postura y la flexibilidad; reducir la tensión; y, aliviar la presión sobre el nervio ciático.

Además, se puede optar por la terapia manual mediante técnicas de masaje y manipulación que favorezcan la disminución de la inflamación y el dolor en la zona afectada. La tracción espinal se realiza mediante una máquina que estira suavemente la columna vertebral del paciente, reduciendo así la tensión sobre el nervio ciático.

Prevención de la ciática

Hay casos en los que no es posible prevenir la ciática, ya que viene derivada de otros factores como lesiones, hernias de disco o enfermedades degenerativas. Sin embargo, existen algunas recomendaciones para reducir el riesgo de sufrir ciática:

¿Cuándo debo visitar a un especialista en la ciática?

  1. Cuando experimenta dolor en la parte baja de la espalda, los glúteos o las piernas durante varios días y no desaparece o el dolor empeora con el tiempo, es momento de coger cita con un médico especialista de inmediato para que pueda evaluar su caso específico y recomendarle el mejor tratamiento.

Preguntas frecuentes sobre la ciática

Estiramientos de piriforme, estiramientos de espalda, estiramientos de los isquiotibiales y ejercicios de fortalecimiento de la espalda.

No siempre es necesario operar la ciática, ya que depende de las causas y las condiciones de salud de cada paciente. El tratamiento generalmente comienza con medidas no quirúrgicas, como reposo, fisioterapia, ejercicios, medicamentos para el dolor y otros tratamientos no invasivos.

En la mayoría de los casos la ciática solo afecta a un lado del cuerpo, extendiéndose desde la columna vertebral hasta la parte posterior de cada pierna. En caso de que la ciática sea bilateral, puede ser indicativo de que existe una afección grave, como estenosis espinal o enfermedades autoinmunitarias.

La duración de un episodio de ciática puede variar en cada paciente. Hay casos en los que, si se da con el tratamiento adecuado, se mejora en pocas semanas, mientras que en otros casos la ciática puede persistir durante meses o incluso años.

Sí, una lesión de columna es una de las causas de la ciática porque cualquier lesión o problema en alguna de sus estructuras, vértebras, discos y nervios, puede irritar o comprimir el nervio ciático.

Mitos sobre la ciática son: 

  • 1. El ejercicio empeora la ciática
  • 2. La ciática solo afecta a las personas mayores
  • 3. La ciática siempre requiere cirugía
  • 4. La ciática es una enfermedad

Verdades sobre la ciática:

  • 1. La ciática puede ser causas por diferentes factores
  • 2. La ciática puede causar dolor de espalda, pierna y debilidad muscular
  • 3. El reposo prolongado puede empeorar los síntomas
  • 4. La buena alimentación y el ejercicio físico pueden ayudar a prevenirla

¿QUIERES CONTACTAR CON NUESTROS EXPERTOS?

Shopping Basket