Sacroileitis: Dolor sacroilíaco

En Traumadrid somos profesionales altamente cualificados en las técnicas más novedosas y avanzadas para el diagnóstico, tratamiento y recuperación de lesiones y enfermedades relacionadas con el dolor sacroilíaco.

Traumatólogos y cirujanos ortopédicos de Madrid

Traumatólogos especialistas en Sacroileitis en Madrid

Las articulaciones sacroilíacas (también llamadas articulaciones “SI” o “ASI”) son los puntos donde se articula la pelvis con la columna vertebral. Estas articulaciones no tienen generalmente mucha movilidad, se produce un ligero movimiento cuando realizamos movimientos completos del cuerpo, como al caminar. Cuando esta articulación está dañada puede producir dolor sacroilíaco, o sacroileitis.

La sacroileitis, o síndrome de la articulación sacroilíaca,  puede resultar difícil de diagnosticar debido a que puede confundirse con otros tipos de dolores o lesiones de la parte baja de la espalda. 

Los pacientes que sufren de sacroileítis pueden presentar dolor en los glúteos o en la parte inferior de la espalda. Dicho dolor puede extenderse por una o ambas piernas.

Anatomía de la articulación de la pelvis

Los huesos que forman la cintura pélvica son el sacro y los 2 coxales. El hueso coxal es un hueso plano, que a su vez está formado por la fusión de 3 huesos:

Otras estructuras importantes que podemos encontrar en el coxal son el acetábulo (zona articular de coxal con la cabeza del fémur), y el agujero obturado, además del sacro, que está formado por 5 discos fusionados.  

Además, atendiendo a la anatomía de la pelvis, tendremos en cuenta que la del hombre y la de la mujer presentan algunas diferencias:

De este modo, las articulaciones sacroilíacas unen las caretas articulares del sacro con las caretas articulares del coxal. Son articulaciones sinoviales, cuentan con líquido sinovial y cápsula. Además, se encuentran reforzadas por los ligamentos sacroiliacos anteriores, posteriores e interóseas, que se encuentran dentro de la articulación. 

Sacroileitis

Causas de la sacroileitis, o dolor sacroilíaco

Debido a que su sintomatología es común a otras muchas enfermedades, a menudo resulta difícil de diagnosticar. Entre las diferentes causas destacan:

Síntomas y diagnóstico

El dolor comienza en la parte baja de la espalda y en la región glútea. En ocasiones se irradia a la cadera y muslo, con sensación de debilidad o entumecimiento. En la mayor parte de las ocasiones se siente dolor en un solo lado. El dolor puede aparecer en reposo en ocasiones, aunque se presenta en la mayor parte al caminar o subir escaleras.

Los síntomas más comunes son:

La sacroileítis puede intensificarse a consecuencia de:

Tipos de sacroileítis

En función de la región afectada distinguimos tres tipos de sacroileítis:

En la mayoría de los casos, los pacientes presentan sacroileitis izquierda o derecha, siendo menos frecuente que afecte a ambas articulaciones.

Tratamiento de la sacroileítis

Es importante realizar previamente un buen diagnóstico, mediante anamnesis, examen físico y pruebas complementarias, a fin de que el traumatólogo de cadera determine, en primer lugar, si nos encontramos ante sacroileítis, y en segundo lugar, el origen de la misma. 

Algunos de los principales tratamientos que se pueden realizar cuando existe disfunción en la articulación sacroilíaca son:

¿QUIERES CONTACTAR CON NUESTROS EXPERTOS?

Shopping Basket