¿Qué es la bursitis?

La bursitis es una inflamación que causa dolor y afecta a las bolsas sinoviales, también llamadas bursas, que son pequeños sacos llenos de líquido que nos proporcionan una amortiguación en los huesos, tendones y músculos alrededor de las articulaciones.

Es más común que se presente en sitios como las rodillas o codos, pero también puede aparecer en el hombro, cadera, talón y en la base del dedo gordo del pie.

La bursitis es una inflamación que causa dolor y afecta a las bolsas sinoviales, también llamadas bursas, que son pequeños sacos llenos de líquido que nos proporcionan una amortiguación en los huesos, tendones y músculos alrededor de las articulaciones. Es más común que se presente en sitios como las rodillas o codos, pero también puede aparecer en el hombro, cadera, talón y en la base del dedo gordo del pie.

¿Qué causa la bursitis?

Una de las causas principales de la inflamación de la bursa es la realización del mismo movimiento constantemente o las posiciones que hacen que se presionen las bursas alrededor de una articulación.

También existen otras causas como las lesiones o traumatismos en las zonas afectadas o las artritis inflamatorias, como son la artritis reumatoide, la gota y otras infecciones.

Tipos de bursitis

La bursitis se puede clasificar de dos formas. En primer lugar, encontramos las bursitis agudas o crónicas

Y la segunda forma de clasificar la bursitis es en función de su localización, las más frecuentes son:

Bursitis de cadera

La bursitis de cadera o bursitis trocantérea es una inflamación de la bolsa que recubre el trocánter mayor del fémur. El principal síntoma de esta es la concentración de dolor en la cadera que generalmente se extiende a la zona exterior del muslo.

Este tipo de bursitis es más común en mujeres y personas de mediana edad o ancianos.

Bursitis de rodilla

Es la inflamación de la bolsa situada cerca de la articulación de la rodilla. Suele aparecer con mayor frecuencia sobre la rótula o la parte interior de la rodilla bajo la articulación.

Para reducir la inflamación es aconsejable combinar unas prácticas de cuidado personal y la toma de tratamientos administrados por el especialista.

Bursitis de talón

La bursitis de talón o también llamada bursitis retrocalcánea es una inflamación de la bursa que causa dolor en la parte posterior del talón y del tendón de Aquiles.

La bursa retrocalcánea suele aparecer principalmente en mujeres jóvenes, aunque también es común en los hombres. Los zapatos estrechos hacia el talón pueden llegar a provocar o empeorar un engrosamiento de los espolones óseos contribuyendo así a la bursitis.

Bursitis de codo

También conocida como bursitis olecraniana es la inflamación de la bursa que se sitúa en la parte posterior del codo. A menudo es causada por un apoyo prolongado de los codos sobre la mesa, traumatismos en el codo, uso excesivo del codo o una infección en la bursa.

Bursitis de tobillo

La bursitis del tobillo es la inflamación de la bursa situada entre un hueso y un tendón del mismo. Las causas más frecuentes son las lesiones de tobillo, presión sobre estos, uso excesivo al caminar o correr en un tiempo prolongado, infecciones bacterianas o artritis reumatoide o gota.

Bursitis de hombro

La bursitis de hombro es la inflamación de la bolsa que recubre los tendones del manguito rotador en el hombro, es causado generalmente por un proceso degenerativo del mismo llamado tendinosis.

Síntomas de la bursitis

Los síntomas más característicos que presenta la bursitis son el dolor y los signos de inflamación. Consulta con un médico en el caso de presentar los siguientes:

Cómo tratar la bursitis

En general, la bursitis suele desaparecer sin necesidad de aplicar un tratamiento específico con hielo, reposo o antiinflamatorios. En caso de que el médico lo requiera tratará la inflamación desde su localización.

Ocasionalmente, cuando la situación lo requiera se procederá a la aspiración del líquido a través de artrocentesis o a la inyección de corticoides o anestésicos mediante infiltraciones. En algunos casos menos probables sería necesario realizar una cirugía.

Preguntas frecuentes

Cualquier actividad que suponga una presión en la cadera empeorará el dolor de la bursitis. Al caminar se ejerce presión en la cadera con el propio peso.

La inflamación tenderá a empeorar y reaparecerá con frecuencia.

El quiste de Baker es un quiste de líquido sinovial que causa hinchazón y sensación de tirantez en la parte trasera de la rodilla, por lo que, es un problema en la articulación de la rodilla. Es frecuente que el dolor empeore al flexionarla totalmente, al extenderla o al estar en movimiento.

Es recomendable evitar sobreesfuerzos que puedan empeorar el dolor.

Dependerá de la fase en la que se encuentre la bursitis, si es aguda desaparecerá en unos días. En el caso de que sea necesaria operación, la recuperación completa puede demorarse entre 3 y 6 meses.

No es necesaria una preparación previa. Acude a la consulta del traumatologo privado en Madrid que te hayamos asignado y él se encargará de realizarte una entrevista y una exploración física para establecer un diagnóstico. En las pruebas que sea necesaria una preparación previa, será el traumatólogo quien te informe de cómo debes prepararte.

Shopping Basket